Diferencia entre revisiones de «Experimento de la cárcel de Stanford»

De Bulidomics (wiki) - Gestion, marketing, economia y un mundo mas sostenible.
Saltar a: navegación, buscar
m
 
Línea 7: Línea 7:
  
 
Aunque no forma parte del experimento, encontramos en la bibliografía casos que relacionan la posesión de objetos o incluso la forma de vestir, con el cambio temporal de actitudes de las personas. Por ejemplo, en cuanto al hecho de sostener un arma y su relación con los índices de testosterona y agresión:<br>
 
Aunque no forma parte del experimento, encontramos en la bibliografía casos que relacionan la posesión de objetos o incluso la forma de vestir, con el cambio temporal de actitudes de las personas. Por ejemplo, en cuanto al hecho de sostener un arma y su relación con los índices de testosterona y agresión:<br>
«Klinesmith, Kasser y McAndrew (2006) realizaron un_experimento en el que ponían a prueba la influencia de la situación en los niveles de testosterona. En una de las condiciones experimentales pedían a los participantes (todos hombres) que sostuvieran una pistola durante 15 minutos. Los que habían sido asignados a la otra condición experimental debían sostener un juguete. Antes y después de eso se les midió los niveles de testosterona en sangre. Se encontró que los participantes de la primera condición mostraban un aumento significativo en el nivel de esa hormona de la primera medición a la segunda, algo que no ocurría en los que habían sostenido el juguete. En una segunda fase del experimento se midió su conducta agresiva mediante el “paradigma de la salsa picante”, que consiste en decidir qué dosis de ese tipo de salsa se debe administrar a una persona (ficticia) a la que supuestamente le disgusta ese sabor. Los autores encontraron que los participantes de la condición “pistola” se mostraban más agresivos que los de la condición “juguete”, y explican esa diferencia como en parte debida al aumento en los niveles de testosterona. Más adelante veremos que la presencia de armas puede influir en la mayor predisposición a agredir a otros, y en esa influencia parece estar mediando el efecto de los factores biológicos»<ref>Elena Gaviria Stewart en capítulo «Agresión», en «[[Introducción a la psicología social]]», 2ª Edición, Elena Gaviria Stewart, Mercedes López Sáez e Isabel Cuadrado Guirado, Editorial Sanz y Torres, Madrid, 2013, pág. 374</ref>.  
+
«Klinesmith, Kasser y McAndrew (2006) realizaron un experimento en el que ponían a prueba la influencia de la situación en los niveles de testosterona. En una de las condiciones experimentales pedían a los participantes (todos hombres) que sostuvieran una pistola durante 15 minutos. Los que habían sido asignados a la otra condición experimental debían sostener un juguete. Antes y después de eso se les midió los niveles de testosterona en sangre. Se encontró que los participantes de la primera condición mostraban un aumento significativo en el nivel de esa hormona de la primera medición a la segunda, algo que no ocurría en los que habían sostenido el juguete. En una segunda fase del experimento se midió su conducta agresiva mediante el “paradigma de la salsa picante”, que consiste en decidir qué dosis de ese tipo de salsa se debe administrar a una persona (ficticia) a la que supuestamente le disgusta ese sabor. Los autores encontraron que los participantes de la condición “pistola” se mostraban más agresivos que los de la condición “juguete”, y explican esa diferencia como en parte debida al aumento en los niveles de testosterona. Más adelante veremos que la presencia de armas puede influir en la mayor predisposición a agredir a otros, y en esa influencia parece estar mediando el efecto de los factores biológicos»<ref>Elena Gaviria Stewart en capítulo «Agresión», en «[[Introducción a la psicología social]]», 2ª Edición, Elena Gaviria Stewart, Mercedes López Sáez e Isabel Cuadrado Guirado, Editorial Sanz y Torres, Madrid, 2013, pág. 374</ref>.  
  
  

Revisión actual del 11:51 15 may 2017

Disculpa, este artículo está en construcción (~aabrilru, 15MAY17)

Para saber más sobre el experimento de la cárcel de Stanford puedes visitar el artículo Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Experimento_de_la_c%C3%A1rcel_de_Stanford


--

Aunque no forma parte del experimento, encontramos en la bibliografía casos que relacionan la posesión de objetos o incluso la forma de vestir, con el cambio temporal de actitudes de las personas. Por ejemplo, en cuanto al hecho de sostener un arma y su relación con los índices de testosterona y agresión:
«Klinesmith, Kasser y McAndrew (2006) realizaron un experimento en el que ponían a prueba la influencia de la situación en los niveles de testosterona. En una de las condiciones experimentales pedían a los participantes (todos hombres) que sostuvieran una pistola durante 15 minutos. Los que habían sido asignados a la otra condición experimental debían sostener un juguete. Antes y después de eso se les midió los niveles de testosterona en sangre. Se encontró que los participantes de la primera condición mostraban un aumento significativo en el nivel de esa hormona de la primera medición a la segunda, algo que no ocurría en los que habían sostenido el juguete. En una segunda fase del experimento se midió su conducta agresiva mediante el “paradigma de la salsa picante”, que consiste en decidir qué dosis de ese tipo de salsa se debe administrar a una persona (ficticia) a la que supuestamente le disgusta ese sabor. Los autores encontraron que los participantes de la condición “pistola” se mostraban más agresivos que los de la condición “juguete”, y explican esa diferencia como en parte debida al aumento en los niveles de testosterona. Más adelante veremos que la presencia de armas puede influir en la mayor predisposición a agredir a otros, y en esa influencia parece estar mediando el efecto de los factores biológicos»[1].


Referencias encontradas en la bibliografía

Notas

  1. Elena Gaviria Stewart en capítulo «Agresión», en «Introducción a la psicología social», 2ª Edición, Elena Gaviria Stewart, Mercedes López Sáez e Isabel Cuadrado Guirado, Editorial Sanz y Torres, Madrid, 2013, pág. 374

Si ves algún error o quieres incluir algo, envíanos un email a: bulidomics (arroba) gmail . com . ¡Gracias! 

    Síguenos para estar al día de las novedades BULIDOMICS!
      Facebook: http://www.facebook.com/bulidomics
      Twitter: http://www.twitter.com/bulidomics
      Youtube: https://www.youtube.com/user/bulidomics?sub_confirmation=1


      Quizá te interesen MÁS ARTÍCULOS de este mismo tema.
      Pincha en las categorías siguientes para ver un LISTADO con TODOS los ARTÍCULOS de esta CATEGORÍA